En VTN somos especialistas en tratamientos térmicos del acero.

Temple en vacío

Disponemos de instalaciones de temple en vacío, para el tratamiento térmico de todos los aceros de herramienta (trabajo en frío, caliente, pluvimetalúrgicos y rápidos).

Este tratamiento térmico, elimina la posibilidad de alteración superficial del acero y mejora al máximo la estabilidad dimensional del material.

El enfriamiento se realiza con nitrógeno con un control de la presión y del caudal del mismo.

Nuestros procesos, están controlados al máximo detalle, garantizando la máxima calidad del tratamiento térmico.

Siguiente: Temple y revenido

Temple y revenido

El temple es un tratamiento térmico con el fin de mejorar las propiedades mecánicas de los metales, especialmente la dureza, resistencia, elasticidad y la tenacidad.

Consiste en un calentamiento hasta una temperatura de austenización, seguido de un enfriamiento acorde a cada material.

El revenido, se realiza siempre después del temple, con el fin de reducir las tensiones internas del material, disminuir su fragilidad, dureza y resistencia, aumentando la tenacidad de los aceros templados.

Disponemos de diferentes medios de producción, para la realización de este tratamiento térmico, como son hornos de pote y transfer.

La diversidad y capacidad de nuestros medios nos permite ser ágiles y flexibles ante cualquier situación.

Siguiente: Temple e inducción

Temple e inducción

El temple por inducción, es un tratamiento térmico superficial, localizado en una o varias zonas de la pieza.

Está basado en exponer el acero a un campo magnético, transformando la energía en calor. Dicha fuente de calor se transmite desde la superficie de la pieza hacia su núcleo.

Dependiendo de la frecuencia de corriente utilizada, conseguimos aumentar la profundidad de la capa.

Mediante un enfriamiento controlado, conseguimos transformar la estructura del acero, consiguiendo elevadas durezas.

Es un tratamiento térmico adecuado para piezas que necesitan elevada resistencia a la fricción, desgaste, abrasión,etc.

Siguiente: Normalizado

Normalizado

Es un tratamiento térmico, que consiste en devolver al acero las condiciones que se suponen normales o iniciales, después de haber sido sometido a trabajos de forja, laminación o tratamientos defectuosos. Se consigue afinar y homogeneizar la estructura y eliminar tensiones internas.

Siguiente: Recocido

Recocido

Existen diferentes tipos de recocido, siendo su objetivo principal ablandar el acero y facilitar su mecanizado posterior. En otras ocasiones, se utiliza, para regenerar el grano o eliminar tensiones. Existen varios tipos de recocido:

  • Recocido de regeneración

    Tiene como función regenerar la estructura del material producido por temple o forja.

  • Recocido globular

    Usado en aceros hipoeutectoides para ablandarlos después de un anterior trabajo en frío.

  • Recocido subcrítico

    Para un acero al carbono hipoeutectoide: La microestructura obtenida en este tratamiento varía según la temperatura de recocido.

  • Recocido isotérmico

    Son tratamientos térmicos de ablandamiento que consisten en calentar el acero por encima de la temperatura critica superior o inferior.

Siguiente: Estabilizado

Estabilizado

Es un tratamiento térmico, que reduce las tensiones internas del acero.

El mecanizado, laminado, corte, pleglado, soldadura entre otros, aumentan las tensiones internas del material, por lo que es muy aconsejable realizar un estabilizado antes de cualquier tratamiento térmico con el fin de reducir las deformaciones.

En la fabricación de estructuras para maquinaria, las cuales han sido unidas mediante soldadura, es necesario un estabilizado de la pieza, con el fin de alargar la vida útil de dicha estructura.

¿Más sobre tratamientos térmicos?

Puedes ponerte en contacto con nosotros para solicitar presupuestos y resolver tus dudas sin compromiso.