En VTN somos especialistas en tratamientos termoquímicos del acero.

Cementación

Es un tratamiento termoquímico, que consiste en aporte de carbono de manera controlada a la superficie de diferentes aceros.

Después de un temple, se consiguen elevadas durezas superficiales, conservando la tenacidad y elasticidad del núcleo.

Es un tratamiento que mejora la resistencia a desgaste, manteniendo una elevada resistencia a torsión y tenacidad del núcleo.

La principal aplicación, son engranajes, piñones, piezas sometidas a desgaste, etc…

Siguiente: Carbonitruración

Carbonitruración

Es un tratamiento termoquímico, que se realizar principalmente a los aceros al carbono.

Consiste en aportar carbono y nitrógeno a la superficie del acero para formar compuestos más duros después del temple.

Se consigue una elevada resistencia al desgaste, conservando una gran tenacidad en el núcleo.

Siguiente: Nitruración

Nitruración

La nitruración es un tratamiento en el que se aporta nitrógeno a la superficie del acero, para formar nitruros, consiguiendo aumentar la dureza superficial del acero.

La formación de nitruros, depende de la composición del acero, siendo los nitruros más duros los de aluminio.

Es un tratamiento en el que se consiguen elevadas durezas en superficie, mejorando la resistencia al desgaste, corrosión y fatiga de la pieza.

Se usa principalmente en elementos sometidos a fricción y desgaste, que además necesiten cierta plasticidad de su núcleo.

Las principales ventajas son la escasez de deformaciones debido a las temperaturas de tratamiento, así como la posibilidad de los aceros nitrurados de trabajar hasta los 520ºC, sin perder las cualidades que aporta dicho tratamiento.

Siguiente: Tenifer + QPQ

Tenifer + QPQ

La nitruración en baño de sales tenifer, es empleada para mejorar la resistencia al desgaste, resistencia a la corrosión y resistencia a la fatiga de piezas de acero, fundición y materiales sinterizados.

Durante la nitrocarburación, se forma una capa de compuestos de carbonatos, formada por hidrógeno, nitrógeno y carbono principalmente. Esta capa es menor, cuanto mayor es la aleación del acero utilizado.

Las durezas que se obtienen pueden llegar hasta los 1500Hv, dependiendo del material utilizado.

Se usa principalmente en elementos sometidos a fricción y elevado desgaste.

Las ventajas del tenifer son la escasez de deformación y temperaturas de trabajo de hasta 600ºC de los aceros nitrocarburados, sin perder las cualidades del tratamiento.

Para mejorar la resistencia a la corrosión del tratamiento tenifer y reducir la rugosidad, se realiza el apagado en sales oxidantes, y un pulido mecánico. Este tratamiento es denominado como QPQ o TENIFER+QPQ.

Todos los aceros pueden ser nitrocarburados mediante estos tratamientos termoquímicos.

¿Más sobre tratamientos termoquímicos?

Puedes ponerte en contacto con nosotros para solicitar presupuestos y resolver tus dudas sin compromiso.